La fauna y la flora

En el transcurso de sus paseos, encontrará una fauna y una flora muy ricas que representan a las diferentes especies existentes en el País Vasco. He aquí, los ejemplos más típicos.

La fauna :

Pottok

El pottok: son los pequeños caballos del País Vasco. En sus montañas seguro que se cruza con ellos (se pronuncia: potiok).

Esta peculiar raza que sólo existe en nuestra región podría ser descendiente de un caballo prehistórico. Está completamente adaptado a la vida en la montaña. Durante mucho tiempo, este pequeño caballo se utilizó en la agricultura y en explotaciones mineras.
El pottok es un animal dócil y generoso aún así es un animal salvaje.

crédit photo cdt 64

La oveja Manex: En el País Vasco se cría una raza particular de ovejas denominada Manex (se pronuncia manech).

Se le reconoce por su cabeza negra y sus cuernos retorcidos sobre el cráneo.

Su leche se emplea esencialmente para producir “ardi gasna” (queso de oveja).

crédit photo cdt 64

Las Betisoak: vacas salvajes

En las laderas de la Rhune, es posible que se cruce con las Betisoak que son vacas salvajes que viven en libertad en la montaña.

Su pelaje es blanco/gris, poseen unos imponentes cuernos y viven en rebaños.

Las rapaces: Durante sus paseos, no dude en levantar la mirada para divisar a las rapaces que habitan en nuestra región. De esta forma podrá descubrir halcones, águilas rateras, cuervos e incluso buitres.

La flora

Es cierto que “el País Vasco es verde” ya que alberga esencias de plantas y árboles particulares:

  • la achicoria azul
  • el rosal salvaje
  • manzanilla bastarda
  • la crythmée y su agradable olor a melisa
  • el roble americano
  • el castaño
  • el abedul