El lago de Xoldokogaina

El Monte Xoldokogaina (486m), formado por gres rosa, nos sirve de mirador sobre el valle del Bidasoa y las montañas. En él podemos encontrar numerosos caminos entre los bosques de roble americano y a lo largo del río.

Si toma los senderos de los contrabandistas, entre retamas y helechos, descubrirá el lago de Xoldokogaina. Allí, podrá tomarse un descanso para refrescarse y reponer fuerzas en el Col (Puerto de montaña) de Ibardin a la vez que admira los magníficos paisajes rurales vascos que le rodean.

Subiendo a la cima del Xoldokogaina o del Calvario, se encontrará con numerosos animales criados en libertad: pottoks, pequeños caballos típicos del País Vasco, ovejas y algunas “betisoak”, rústicas vacas nativas del País Vasco.

A pesar de su poca altura, el monte Xoldokogaina, nos ofrece una impresionante panorámica que con buen tiempo nos permite admirar toda la costa de las Landas y las montañas de los alrededores: la Rhune, la Úrsula, y las Peñas de Aia.

Aviso: Está prohibido bañarse en el lago.