La historia de Urrugne/Urruña

El pueblo de Urrugne tiene una extensión de más de 5 000 hectáreas. Antiguamente era mucho más extenso ya que agrupaba a las localidades de Hendaya, Ciboure y Biriatou.

Así, por su situación Geográfica, estaba situado en el camino más corto entre París y Madrid, es decir a 13 días en coche de caballos de la capital francesa. Desde 1584, la actual Oficina de Turismo, la casa Posta, servía de posada, era el lugar donde se relevaba a los caballos de la diligencia llamada “malle-poste”.

Debido a su proximidad con España, Urrugne sufrió los enfrentamientos de las múltiples guerras entre los dos países hasta la firma del Tratado de los Pirineos en la Isla de los Faisanes el 7 de noviembre de 1659 entre Luis XIV y Felipe IV, Rey de España.

A pesar de este tratado, las guerras napoleónicas marcaron la vida en el pueblo. Hoy en día es posible encontrar algunos vestigios como por ejemplo reductos en las montañas hacia el Col de Ibardin.

Una de las casonas del pueblo fue testigo de todos estos eventos y podría relatar seis siglos de historia de Urrugne. Se trata del Castillo de Urtubie que fue construido en 1314. En él se han alojado personalidades de todas las épocas: los Reyes Luis XI en 1463 y Luis XIV, el Mariscal de Soult o Wellington…

El escudo de armas del pueblo también nos recuerda el pasado histórico de Urrugne ya que el león es el emblema de los antiguos vizcondes del Labourd y la flor de lis es un recuerdo de la anexión en 1451 por parte del Rey Carlos VII.

Actualmente, Urrugne es un pueblo tranquilo rodeado de paisajes naturales que ha sabido preservar su autenticidad y sus tradiciones. Durante su estancia en él, podrá descubrir el arte de vivir en el País Vasco.